Home Tags Posts tagged with "hummus"
Tag

hummus

El trigo sarraceno, a pesar de su nombre no tiene nada que ver con el trigo. Se trata de un pseudocereal muy rico a nivel nutricional puesto que contiene todos los aminoácidos esenciales (lo que permite a nuestro cuerpo sintetizar proteína completa a partir de él) y no contiene gluten por lo que resulta apto para celiacos.

En esta receta lo utilizaremos después de un proceso de activación del grano, poniéndolo a remojo con agua. Durante estas horas comienza su germinzación y por este motivo pierde antinutrientes y se reblandece, haciéndolo más digestivo y permitiendo que asimilemos mejor todos sus componentes.

 

INGREDIENTES (para 2 personas)

Para las tortitas (4-5 pequeñas):

  • 80 gr de trigo sarraceno
  • 150 ml de agua
  • pimienta negra/sal al gusto (aprox. 1/2 cucharada de postre)
  • agua para la activación

Para el salteado:

  • 200 gr de espinacas crudas
  • 10-15 tomates secos (depende del tamaño)
  • 200 gr de champiñones
  • 1 cucharada sopera de orégano
  • 1 cucharada sopera de pipas de calabaza crudas
  • 1 cucharada sopera de aceite de oliva virgen extra (AOVE)
  • sal/ pimienta negra (al gusto)

Para el humus de albahaca:

  • 400 gr de garbanzos cocidos
  • 10-15 hojas de albahaca fresca
  • zumo de 1 limón (yo soy muy fan del limón y le pongo 2)
  • 1 cucharada sopera colmada de pasta de sésamo (tahini)
  • 3 cucharadas soperas de AOVE
  • 1 cucharada de postre de comino en polvo
  • 1/2 diente de ajo
  • 1/2 cucharada sopera de sal
  • 3-4 cucharadas soperas de agua.

RECETA

Esta receta consta de varios elementos. Pero veréis que en cuestión de 20 minutos lo podemos tener todo listo (previo remojo del trigo sarraceno).

En primer lugar pondremos a remojo el trigo sarraceno durante aproximadamente 5 horas. Yo lo hago colocando el trigo en un vaso y cubriendolo bien hasta arriba de agua, remuevo con una cuchara y listo.Una vez se haya activado el trigo sarraceno ya lo tendremos listo para triturar con todos los ingredientes de las tortitas y cocinar en la sartén. Pero yo recomiendo que las tortitas sea lo último que preparemos, para que continuen calentitas cuando les hinquemos el diente.

 

Empezaremos con el humus, que será tan fácil prepararlo como poner todos los ingredientes en una picadora, robot de cocina o un bowl utilizando la batidora de mano y triturar hasta conseguir la textura deseada. Empezaremos añadiendo las 3-4 cucharadas soperas de agua, pero en caso de que nos guste menos denso, añadiremos más agua o más zumo de limón.

 

A continuación prepararemos el salteado de espinacas. Para ello llevaremos a ebullición un poco de agua y acto seguido apagaremos el fuego, para dejar a remojo los tomates secos almenos 5 minutos. En este momento cortaremos los champiñones a laminas de 1cm de grosor y añadiremos a la sartén después de haber rociado la base con aceite de oliva virgen extra (AOVE), añadiendo entoces el orégano, la pimienta negra y la sal y removiendo de vez en cuando. Cuando veamos que los champiñones se han cocinado cosa que no costará más de 3-5 minutos a fuego medio, cortaremos con unas tijeras los tomates secos rehidratados, añadiremos las pipas de calabaza y continuaremos salteando durante varios minutos. Por último añadiremos las espinacas crudas y removeremos hasta que hayan perdido un poco de agua y rebajado su volumen, pero tampoco demasiado para poder beneficiarnos de todos sus nutrientes, así que con varios minutos bastará.

Por último, pasaremos a preparar las tortitas, una vez hayamos activado el trigo sarraceno y hayamos triturado bien todos los ingredientes. Calentaremos bien una sartén pequeña, echando un chorrito de AOVE, esparciendo bien con una servilleta de papel y retirando el exceso. Una vez caliente la sartén, colocaremos masa justa para que se cubra la base de la sartén. Esperaremos durante 1 minuto mínimo y cuando la tortita comienze a adoptar consistencia le daremos la vuelta con cuidado. Cocinaremos mínimo 2 minutos más por cada lado, hasta que veamos que la masa a comenzado a dorarse pero sin que lleguen a quedar demasiado hechas para poder doblarlas fácilmente. Es una masa que le cuesta…así que paciencia.

Una vez tengamos todos los ingredientes solo queda mezclarlos con arte y disfrutar! Una buena dosis de humus, y una buena ración de salteado de espinacas y…ÑAM!

No puedo decir más!

0 Facebook Twitter Google + Pinterest

El hummus o paté de garbanzos es una deliciosa opción para consumir una buena dosis de proteínas de origen vegetal, además de ser una buena fuente de fibra y de minerales como el hierro. Por otra parte, también cubrimos el aporte ácidos grasos de calidad con el tahini (además rico en calcio) y el aceite de oliva virgen extra, proporcionándonos un plus de energía y saciedad.

Puesto que los garbanzos son una de las legumbres más difíciles de digerir, comiéndolos de esta forma ayudamos a nuestro aparato digestivo a que pueda aprovechar todos los nutrientes presentes en ellos.

INGREDIENTES

  • 400 gr de garbanzos cocidos (reservar unos pocos para la decoración)
  • 1 cucharada sopera (CS) generosa de tahini
  • 3 CS de aceite de oliva virgen extra
  • 2 CS de comino molido
  • 1/2 cucharada de postre de pimentón dulce
  • 7-8 cucharadas soperas de agua
  • jugo de 2 limones
  • sal al gusto

Opcional:

  • Cilantro o albahaca frescos picados

RECETA

  1. Triturar todos los ingredientes tanto con una batidora de mano, como con una batidora de vaso o procesador de alimentos hasta obtener la textura deseada.
  2. Podemos rectificar la textura al gusto añadiendo más de agua, teniendo en cuenta que al conservarlo en la nevera espesará.

A mí gusta servirlo con unos pocos garbanzos enteros, espolvoreado con pimentón dulce y un chorrito de aceite de oliva virgen extra. Además, el que sea fan del cilantro fresco (o albahaca), puede añadir un poco por encima picándolo previamente que desde mi punto de vista le da un toque muy especial.

Una vez preparado aguanta perfectamente hasta una semana en la nevera, pudiéndolo combinar con innumerables platos o como aperitivo con crudités de verduras o tostadas.

0 Facebook Twitter Google + Pinterest

Definitivamente adoro el hummus! Es una receta que admite todo tipo de de ingredientes, así nunca me aburro de combinarlo en cualquier comida: durante el desayuno con tostadas, en la comida con cualquier ensalada o con bol de quinoa, o simplemente como tentempié acompañado con todo tipo de verduras crudas.IMG_0055

Al tratarse de una base de garbanzos triturados nos aporta una buena ración de proteína de origen vegetal. Además, contiene una importante cantidad de fibra ayudándonos a regular el tránsito intestinal y la absorción de azúcares y colesterol. Este en particular, al añadirle el pimiento rojo rico en Vitamina C, facilita la absorción del hierro contenido en los garbanzos, además de darle un sabor muy original. Esta vez, he sustituido el tahini por anacardos triturados y el resultado ha sido realmente delicioso.

INGREDIENTES (para un bowl mediano):

400gr de garbanzos cocidos

1 pimiento rojo grande

50ml de agua ( aproximadamente 3 cucharadas soperas (CS))

jugo de 1 limón

100 gr de anacardos crudos

3 CS de aceite de oliva virgen extra

1 CS de comino en polvo

2 CS de pimentón dulce

sal al gusto (sal rosa o sal marina siempre mejor!)

Opcional: 1 pizca de pimentón picante

RECETA:

Precalentamos el horno a 210ºC. Cortamos el pimiento en 4 tiras quitando las pepitas, y asamos en el horno durante 15-20 minutos, hasta que empiezan a ablandarse. También tenemos la opción de cocinarlo durante 5 minutos en el microondas (máxima potencia en recipiente especial para cocinar al vapor).

Mientras podemos ir preparando los anacardos. Siempre elegiremos frutos secos crudos, para que conserven todas sus propiedades y evitemos los excesos de aceite y sal que añaden durante el proceso de tostado. Pasaremos los anacardos por la sartén a fuego medio durante 2-3 minutos para dorarlos y que su sabor sea un poco más intenso. Dejaremos que se enfríen y entonces los trituraremos hasta que quede  una especie de “harina”.

Una vez tengamos todos los ingredientes, los juntamos y trituramos en un procesador de alimentos hasta que quede una pasta cremosa. Si no tenemos procesador de alimentos podemos hacerlo con una batidora de mano en un bol grande, triturando todo bien hasta que quede una crema más o menos homogénea.

hummuspimiento

A mi me encanta el toque que le da el pimiento picante, pero sin él queda igual de sabroso. Ahora podemos guardarlo en la nevera durante aproximadamente una semana, y veréis que es un aliado perfecto a todas horas del día y en todo tipo de platos.

tostada hummus aguacate

 

 

 

0 Facebook Twitter Google + Pinterest