Home Tags Posts tagged with "antioxidantes"
Tag

antioxidantes

El brócoli está considerado como una de las hortalizas más completas a nivel nutritivo. Es un potente antioxidante, debido principalmente a su alto contenido en beta-carotenos y Vitamina C, lo que nos protege de los radicales libres  y por tanto del envejecimiento prematuro. Por otra parte su alto contenido en Vitamina A, ayuda a reforzar nuestro sistema inmunitario. Además, resulta una opción ideal para saciarnos gracias a su alto contenido en fibra, a la vez que regulamos reforzamos la flora bacteriana y el tránsito intestinal.Todo ello hace que se convierta en una valiosa herramienta para la prevención de muchos tipos de cáncer.

pure-de-brocoli-y-guisantes-con-albahaca-01

Son muchos los reacios a su sabor, por lo que este puré nos permite camuflarlo adoptando la dulzura de los guisantes y el frescor de la albahaca, a la vez que nuestro cuerpo se beneficia de sus maravillosas propiedades.

pure-de-brocoli-y-guisantes-con-albahaca-02

Los guisantes aportan a la receta una buena dosis de proteína de origen vegetal, fuente ideal de este macronutriente para dietas vegetarianas. Además, son legumbres ricas en minerales como el calcio y el magnesio y se ha demostrado sus propiedades antiglucémicas, beneficiosas para el control de la diabetes.

Es una receta muy rápida, fácil y versátil, ya que la podemos utilizarla como snack, combinando con tostadas o crudités de verduras, o combinarla como guarnición de cualquier tipo de platos: pasta, arroz, quinoa, ensaladas…

Podemos reservar algunos guisantes para la presentación, y añadir aceite de oliva y pimienta negra por encima.

INGREDIENTES

  • 1 ramo de brócoli (aproximadamente 500 gr)
  • 200 gr de guisantes congelados
  • jugo de 1/2 limón
  • 1 puñado de hojas frescas de albahaca (12-15 aproximadamente)
  • 2 cucharadas soperas de aceite de oliva
  • 1/2 taza de agua
  • pimienta negra y sal al gusto

RECETA

  1. Pesamos los guisantes, lavamos con un poco de agua tibia y reservamos, para que acaben de descongelarse mientras cocinamos el brócoli.
  2. Lavamos el brócoli y lo troceamos entero, incluyendo el tallo. Basta con que separemos los minifloretes del tallo y troceemos el mismo en trozos de 2-3 cm de grosor.
  3. Llenamos de agua una olla y llevamos a ebullición. En este momento vertimos el brócoli y cocinamos durante 5 minutos manteniendo la ebullición a fuego lento.
  4. Transcurrido este tiempo pararemos la cocción con agua fría, ayudándonos con un escurridor.
  5. Por último, introduciremos todos los ingredientes en un procesador de alimentos o robot de cocina y trituraremos hasta alcanzar la textura deseada, pudiendo añadir más agua para rectificar la consistencia.

Podemos reservar algunos guisantes para la presentación, y añadir aceite de oliva y pimienta negra por encima.

 

0 Facebook Twitter Google + Pinterest

Nunca he sido muy aficionada a las tostadas con mermelada, y menos a las mermeladas que venden llenas de azúcares refinados, pero el otro día se me ocurrió probar a hacer una compota de frambuesas casera y la verdad que el resultado me sorprendió gratamente.

IMG_0062.JPG

Las frambuesas tienen un elevado contenido en Vitamina C, de hecho, una taza de frambuesas cubre el 88% de la cantidad diaria recomendada de esta vitamina. La vitamina C es un potente antioxidante, capaz de neutralizar radicales libres negativos para nuestra salud y así detoxificar nuestro organismo, evitando el envejecimiento prematuro de las células y el desarrollo de enfermedades neurodegenerativas y cáncer (entre otras patologías).

Por otra parte, destacan por su elevado contenido en fibra, lo que ayuda a regular  tanto el tránsito intestinal como la absorción de azúcares y colesterol en el intestino.

INGREDIENTES

250 gr de frambuesas

100 ml de agua

1 cucharilla de café de stevia líquida (aprox. 2,5 ml)

1 cucharilla de café de canela

RECETA:

  1. Enjuagamos las frambuesas bien en un bol con agua, puesto que son una de las frutas que más retienen los pesticidas. Yo las dejo a remojo unos 10 minutos, con el jugo de medio limón y una cucharada sopera de bicarbonato para eliminar posibles restos de pesticidas.

IMG_0063

2. Escurrimos y enjuagamos bien las frambuesas, y mezclamos en un cazo pequeño con el resto de ingredientes.

3.Llevamos a ebullición, y luego mantenemos a fuego lento durante aproximadamente 8 minutos. Tiene que continuar hirviendo durante todo el proceso pero a la menor temperatura posible. Desde el principio nos ayudamos con una pala de madera para  ir removiendo y evitar que se pegue al fondo del cazo, a la vez que presionamos las frambuesas contra las paredes del cazo para que se vayan deshaciendo y se vaya formando la compota.

4. Dejamos enfriar y guardamos en un tarro de vidrio.

IMG_0061

Así de fácil y rápido! Podemos guardarla en la nevera hasta más de un mes conservando el sabor del primer día, pero ya veréis que no dura tanto!

Es el complemento perfecto para cualquier desayuno o merienda, pudiendola combinar con tostadas, yogurt, porridge de avena… ya veréis que delicia!

IMG_0048

0 Facebook Twitter Google + Pinterest